Cine venezolano también migra ante brusco declive por la crisis

Solo cuatro películas nacionales han sido proyectadas en el país en lo que va de año

El Centro Nacional Autónomo de Cinematografía, que antes financiaba producciones nacionales hasta con 500.000 dólares, ahora apenas ofrece poco menos de 500 dólares.La crisis económica y los controles por parte del régimen de Nicolás Maduro han llevado al cine venezolano a su punto más bajo, con apenas cuatro filmes proyectados en lo que va de año.

Con una audiencia de 128.000 espectadores cada fin de semana en todas las salas de cine del país, una película nacional solo comprende, cuando mucho, a 12.000 espectadores durante su tiempo en cartelera.

“Estrenar en el país es simplemente algo romántico, pues la debacle de la exhibición es tal que los cineastas prefieren no proyectarlas en Venezuela porque al final van a perder dinero”, dijo Bernardo Rotundo, director de Gran Cine a.

Esta situación ha empujado a los directores de cine venezolano a exiliarse para producir sus obras en otros países. Infección, ópera prima de Flavio Pedota, se estrenará el 31 de octubre en 11 países, incluidos Japón, Corea del Sur y Estados Unidos.

Sin embargo, en Venezuela no se proyectará. Pedota explicó al referido medio español que hasta el momento el CNAC no le ha otorgado el certificado de producción nacional, y sin este, no puede proyectarse en las salas de cine de la nación.

“La ley de cine dice que debemos contar con un registro como película nacional para establecer las cuotas de pantalla, pero nos dijeron que el ministro de Cultura, Ernesto Villegas, tenía que ver el filme y aprobarlo, algo que no está en la ley”, contó.

Diez meses después de iniciados los trámites para certificar, Infección no ha recibido respuesta del CNAC.

Pedota cree que, en parte, esto se debe a que su película toca temas delicados para el régimen venezolano, como el desabastecimiento, la desinformación, la migración y las libertades.

“No es una película política, es comercial y clásica de este género, que es mi favorito, pero que también permite hacer muchas alegorías sobre la situación del país”, dijo.

En 2014 se registró un máximo de películas nacionales proyectadas en los cines, con 30 estrenos en total. Actualmente, el sector se declaró en emergencia.

Al igual que Pedota, la mayoría de los directores venezolanos de cine han migrado y junto a ellos, sus producciones.

Marcar el enlace permanente.