Conseguir dinero toma tiempo y esfuerzo, así que centremos la discusión del manejo de esta crisis donde está el dinero: el FMI

A veces hacer lo moralmente correcto es también lo inteligente. La crisis económica global provocada por la pandemia del covid-19 es una de esas veces

Así lo afirma el economista venezolano Ricardo Hausmann, director del Laboratorio de Crecimiento del Centro de Desarrollo Internacional de la Universidad de Harvard y docente de dicha institución.

«Los países que supuestamente han tenido éxitos iniciales en la lucha contra el coronavirus, como Dinamarca, Japón y Corea del Sur, deben preocuparse por qué tan exitosos han sido el resto de los países en controlar la pandemia», le dice a BBC Mundo.

Qué capacidad tienen realmente los diferentes países de América Latina para hacer frente a la epidemia de coronavirus

«Si un país se cierra al mundo y acaba con el virus dentro de sus fronteras, y se vuelve a abrir», explica, «si el virus sigue vivo en el resto del mundo, la población se va a volver a contagiar».

«Hay que ganarle al virus en todo el planeta«, afirma Hausmann, quien desde el Laboratorio de Crecimiento está asesorando económicamente a los gobiernos de El Salvador, Honduras, Panamá y Perú durante la pandemia, además de a Albania, Etiopía y Arabia Saudita.

El economista habla de las medidas que los países desarrollados deben tomar para ayudar al resto, qué tienen que hacer los gobiernos de América Latina ante la inevitable crisis y cuáles se han convertido en un ejemplo para la región y el mundo.

Los análisis sobre el impacto económico del covid-19 han estado centrados en los países desarrollados porque fueron los primeros en sentir la crisis provocada por el coronavirus. Pero ¿qué sucederá en las economías de América Latina cuando se llegue al pico alto de la curva de contagios?

Creo que hay que separar los impactos del covid-19 en dos tipos de fenómenos: uno es epidemiológico y otro es económico.

Si América Latina fuese inmune al coronavirus, aun así este sería uno de los shocks macroeconómicos más grandes de su historia.

La razón es que los países de América Latina viven de una combinación de exportaciones de bienes, exportaciones de servicios, incluido el turismo, y de las remesas. Las tres áreas se verían enormemente golpeadas, por lo menos transitoriamente, por la recesión mundial.

El Salvador recibe 20 puntos del Producto Interno Bruto (PIB) en remesas. La mitad de las exportaciones de Colombia son de petróleo, cuyo precio ha caído más de un 60%. Países del Caribe o regiones como la Riviera Maya en México viven del turismo, que está completamente detenido.

De modo que el efecto económico es un shock muy grande.

Lo que dice la teoría económica sobre lo que uno debe hacer cuando recibe un shock transitorio negativo es pedir prestado.

Pero justo ahora se han cerrado los mercados de capitales, se han aumentado mucho las primas de riesgo en muchos países, y eso hace imposible financiar el golpe negativo asociado a esta recesión.

Y esto sin entrar a hablar de ningún tema epidemiológico, que incluye cierres de negocios y actividades, la prohibición de salir de la casa, enfermedades, muertes, gastos médicos…

Los países de la región han estado adoptando cuarentenas con la idea de detener la progresión del virus y están muy centrados en ver cómo hacen que estas cuarentenas sean social y económicamente soportables.

Y es que mucha gente vive del día a día y no se pueden pasar tres semanas o un mes sin ganar dinero, de modo que se le hace muy, muy difícil quedarse en sus casas a menos que reciban algún tipo de ayuda.

Marcar el enlace permanente.