El drama de los miles de bebés nacidos en Colombia de padres venezolanos que no tienen nacionalidad

La crisis en Venezuela los obliga a vivir en las sombras

Julia, se dedica a vender bolsas para basura y artículos de limpieza en una de las zonas exclusivas de Bogotá.

Ella llegó a Colombia hace dos años, Diego nació hace nueve meses, va con su mamá al trabajo. Ella no sabe qué trámite debe hacer, ni dónde lo debe inscribir».

El pequeño es uno de los más de 20.000 casos de bebés hijos de migrantes venezolanos en Colombia que no tienen nacionalidad.

Los niños apátridas son un tema de «alta preocupación» para organismos internacionales como la oficina del Alto Comisionado de Naciones Unidas para Refugiados (ACNUR), que sostiene que medidas urgentes se deben tomar en esta clase de situaciones.

Los bebés

De acuerdo a la dirección de Migración en Colombia, 1.260.594 ciudadanos de Venezuela se encuentran en este país. Producto de este alto flujo migratorio, nunca antes visto, es que existen más de 20.000 recién nacidos en territorio colombiano hijos de venezolanos migrantes.

Según la normativa, no basta con nacer en Colombia para adquirir la nacionalidad y por ello se generó el caso de los niños apátridas.

El éxodo masivo de venezolanos es atribuido a la crisis económica y escasez que se vive en ese país.

«Paren de parir»

El tema generó especial controversia esta semana en Colombia a raíz de la columna «Paren de parir» publicada en el periódico El Tiempo -el más importante del país- por la periodista Claudia Palacios, expresentadora de CNN en español, que causó una tormenta en las redes sociales y fue calificada de «xenófoba», «eugenésica» y hasta «fascista».

En el artículo, Palacios dice que el gobierno colombiano debe hacer del control de la natalidad de los inmigrantes venezolanos una prioridad de su estrategia migratoria. Y agrega:

«Pero, queridos venezolanos, acá no es como en su país, y qué bueno que no lo es, pues a punta de subsidios el socialismo del siglo XXI convirtió en paupérrimo al más rico país de la región. Así que la mejor manera de ser bien recibidos es tener conciencia de que, a pesar de los problemas internos, Colombia se las ha arreglado como ningún país para recibirlos, pero si ustedes se siguen reproduciendo como lo están haciendo, sería aún más difícil verlos como oportunidad para el desarrollo que como problema».

Muchos lectores le recordaron a la periodista los millones de colombianos que en su momento buscaron refugio en Venezuela, donde muchos tuvieron hijos.

La periodista (que también tuvo algunas voces de apoyo) se defendió en Twitter escribiendo «no he desconocido la acogida que dio Venezuela a los colombianos, pero ese no es el punto. El punto es que la migración masiva en condiciones tan vulnerables no es el contexto idóneo para tener hijos.Hay responsabilidades individuales y estatales, de eso se trata mi columna».

Tanto ACNUR como otras entidades no gubernamentales alertan que los bebés apátridas son un tema pendiente en Colombia.

«Recomendamos, sea cual sea el camino que las autoridades colombianas decidan seguir, ya sea una ley o un decreto, el mecanismo permita resolver los casos», señala Juan Ignacio Mondelli, responsable de protección de la oficina regional de ACNUR.

Marcar el enlace permanente.