¿Eres de esas personas que dejan todo para mañana?

Ottymar Peña | Prensa Ciudad360ve

Si la respuesta es afirmativa, es posible que un fenómeno conocido como procastianación este afectando tu productividad diaria

La procrastinación o síndrome del “yo lo haré mañana” es el hábito de postergar actividades u obligaciones sin una justificación válida.

Dejar para mañana lo que puedes hacer hoy es algo de lo que todos los seres humanos hemos pecado, aunque sea una vez, pero hay personas especialistas en postergar. A pesar de ser una práctica muy habitual, la procrastinación genera pérdidas de productividad y afecta nuestra autoestima.

 Para Piers Steel, profesor de Psicología Motivacional en la Universidad de Calgary y el autor de The Procrastination Equation: How to Stop Putting Things Off and Start Getting Stuff Done, procrastinar “es hacerse daño a uno mismo”.

Y por extraño que parezca postergamos nuestras actividades siendo conscientes de que probablemente es una mala idea hacerlo, y aunque esto nos haga sentir mal aun así lo hacemos. Postergar lo que debemos hacer puede estar íntimamente relacionado con el manejo de nuestras emociones, es decir, con la incapacidad para manejar estados de ánimo negativos como ansiedad, aburrimiento, inseguridad, frustración, en torno a una tarea.

Pero ¿cómo dejamos de procrastinar?

La solución a este problema tan común pasa por la transformación de tareas molestas en pequeños objetivos muy concretos. Hay estrategias claves para superar este mal hábito:

Pequeñas tareas

Crea tareas fáciles de cumplir. Divide el objetivo principal en pequeñas tareas con un orden claro, establece fechas y plazos.

Divide tu tiempo en pequeñas porciones

Trabaja en pequeñas porciones de tiempo si te es difícil mantener tu atención en algo por mucho tiempo.

Descubre tus horas más productivas

Hay personas más productivas en las mañanas y otras en las tardes o en las noches. Todo está en descubrir a qué horas estás más inspirado y puedas trabajar de manera concreta y fluida.

Realiza las tareas más tediosas antes que el resto

Lo ideal es deshacernos de esas tareas más fastidiosas o molestas para no tenerlas en mente y ocuparnos después de aquellas actividades que más nos gustan con tranquilidad.

Terminar es lo importante

Si tienes que terminar algo hoy enfócate en eso.

Evita las distracciones

Desactiva tus redes sociales, apaga tu teléfono móvil, apaga el televisor, etc. Identifica aquellas cosas que te puedan distraer de tu objetivo y evítalas cuando estas enfocado en culminar una tarea.

Marcar el enlace permanente.