La Belleza de Cleopatra

La mujer que más pasiones ha despertado en la historia

¿Sería realmente hermosa Cleopatra? Solemos pensar que Cleopatra fue una sirena egipcia, una seductora que se mató por amor al general romano Marco Antonio. Poco de esto es cierto. Cleopatra fue una emperatriz del antiguo reino egipcio, que heredó el trono a la edad de dieciocho años, al morir su padre Tolomeo XI. Su dinastía fue fundada por Tolomeo, general macedonio de los ejércitos de Alejandro Magno, quien después de la muerte de este se apoderó de Egipto y se proclamó rey, por ello se afirma que Cleopatra a pesar de ser la gran emperatriz egipcia de todos los tiempos, por sus venas no corría una gota de sangre egipcia, si no griega.

La leyenda de su vida ha persistido durante dos mil años, por causa de que poetas y dramaturgos, entre ellos, Shakespeare, resaltaron más los encantos físicos y los amores de Cleopatra que su inteligencia y su valor. Esta mujer pasó su vida batallando para evitar que  los romanos se apoderaran de su país. En cuanto a sus amores, no hay prueba de que Cleopatra se haya relacionado con ningún hombre, excepto el general romano Julio César y tres años después de este morir, con el general Marco Antonio. Pero respecto al gran mito histórico de su belleza ¿qué podemos decir?

Según los últimos hallazgos relativos al físico de Cleopatra se encontró que medía  1, 52 mts de estatura, tenía una piel marcadamente oscura y poseía un leve sobrepeso. Su rostro se caracterizaba por tener una nariz aguileña, labios muy finos y una quijada puntiaguda. Lo cual coincide con lo descrito por el historiador griego Plutarco sobre su belleza: “no era tan notable como para que no pudiera comparársele ninguna otra mujer”. Sin embargo los historiadores más cercanos a aquella época hablan de la fascinante conversación de Cleopatra, de la dulzura de su voz, de la sutileza y agilidad de su palabra. El cine, la literatura y la pintura han resaltado la belleza física de Cleopatra como su principal atributo, a pesar de que ninguna fuente antigua la califica como bella, si no que atribuyen que su gran atractivo hallaba en su voz y  personalidad, pues, Cleopatra poseía una vasta cultura, conocía seis idiomas, y era muy versada en historia, literatura y filosofía griegas. Demostró ser una gran negociante y una estratega de primer orden.

Con esto queda desmontado el mito difundido de la inigualable belleza física de Cleopatra, sin embargo, con Cleopatra se confirma que para perdurar en la historia durante siglos no hay nada comparable a una personalidad brillante.

Ottimar Peña | Prensa Ciudad360ve

Marcar el enlace permanente.