La empatía, una cualidad esencial para la vida

Ottymar Peña | Prensa Ciudad360ve

¿Sabes cómo se llama eso de ponerse en los zapatos de los demás?

La empatía es la capacidad de comprender las emociones de la otra persona, su vida emocional, facilitando así la comprensión de los motivos de su comportamiento. Esto no significa compartir las mismas opiniones o argumentos que justifican el estado o reacción que expresa la otra persona. Más bien, se refiere a la escucha efectiva, la comprensión emocional y la destreza para tomar una perspectiva ya sea afectiva o cognitiva frente al estado emocional de otros. También implica la habilidad para diferenciar los estados afectivos de los demás.

Ser empáticos es una habilidad que se adquiere con el correcto desarrollo emocional y social desde la infancia, aunque pueden presentarse casos de personas con niveles muy bajos de empatía, y niveles casi inexistentes en casos patológicos. Sin embargo, es una habilidad necesaria para el éxito social y el dominarla garantiza un adecuado desempeño en las relaciones interpersonales. La empatía se fundamenta en cuatro aspectos fundamentales para su práctica:

Saber escuchar

Prestar atención a lo que argumenta la otra persona, mostrar interés sobre lo que se está hablando en la conversación, no interrumpir el discurso del otro, y reflejar expresiones faciales congruentes con lo que expresa nuestro interlocutor mediante la conversación, son características del saber escuchar.

Interpretar el lenguaje no verbal

Interpretar los gestos faciales y corporales, también la entonación, el volumen, y la velocidad de respuesta, son señales importantes.

Mostrar comprensión

Mostrar comprensión congruente a aquello que nos argumentan mediante frases como: “comprendo que actúes así”, “entiendo cómo te sientes”. Fundamentalmente no se deben juzgar las  emociones de la persona que las expresa.

Prestar ayuda emocional  

Pregúntale a tu interlocutor si necesita algún tipo de ayuda.

Practicar la empatía permite enriquecer nuestra mente con diversos puntos de vista, disfrutar de las relaciones sociales y familiares, predispone a compartir y ayudar a los demás, aumenta el atractivo y carisma, ayuda a desarrollar capacidades de liderazgo, negociación y colaboración. Y siendo fundamental la aplicación de la empatía para la resolución de conflictos, poniéndonos en los zapatos del otro.

Marcar el enlace permanente.