Según su abogada, el principal opositor ruso Alexéi Navalni fue “envenenado”

Vasilieva afirmó que la «la causa puede ser algún agente tóxico»

El domingo pasado fue trasladado de urgencia de la cárcel a un hospital a raíz de una fuerte reacción alérgica, y su doctora Anastasia Vasilieva afirmó que la «la causa puede ser algún agente tóxico»

El principal opositor al Kremlin, Alexéi Navalni, desde el pasado domingo se encuentra en el hospital donde fue trasladado desde la prisión, fue «envenenado» por un «sustancia química desconocida», afirmó este martes su abogada, en un contexto de protestas fuertemente reprimidas por las autoridades rusas. 

La salud del principal opositor del presidente Vladimir Putin se deterioró un día después de que unas 1.400 personas fuesen detenidas en una manifestación no autorizada en Moscú, el mayor número de arrestos registrado en una concentración prodemocracia en los últimos años.

«Fue envenenado con alguna sustancia química desconocida», señaló la abogada Olga Mijailova a la prensa en la puerta del hospital número 64 de Moscú, donde fue ingresado el opositor. 

Navalni, de 43 años, fue detenido el miércoles pasado y condenado a 30 días de prisión por haber convocado a la manifestación del sábado pasado, luego de que las autoridades excluyeran candidaturas independientes para las elecciones locales del 8 de septiembre. 

El domingo, Navalni fue trasladado de urgencia de la cárcel a un hospital a raíz de una fuerte reacción alérgica, y su doctora Anastasia Vasilieva afirmó «la causa de la ‘enfermedad’ de Alexéi Navalni puede ser algún agente tóxico». 

La doctora del político fue finalmente autorizada a visitarlo. «Alexéi también cree que podría haber sido algún agente químico», dijo Vasilieva a los periodistas. 

Los médicos le diagnosticaron un problema en la piel y le aplicaron esteroides, tras lo cual su estado mejoró, agregó. Navalni fue reenviado a la cárcel a pesar de que necesitaba seguir el tratamiento y el peligro que corre su salud en la cárcel, señaló Vasilieva. 

Un responsable del hospital indicó a la prensa que la salud y la vida de Navalni no corrían riesgo. Vasilieva acusó a los médicos del hospital de no querer investigar qué ha causado la enfermedad del opositor. 

«Claramente Alexéi ha sido reenviado a prisión por órdenes de arriba», dijo. Vasilieva es una oftalmóloga que trató a Navalni en 2017 por una quemadura en el ojo, causada al haber sido rociado con un colorante químico verde. 

Según la doctora, el opositor tenía los párpados hinchados y salpullido en la parte superior del cuerpo, un cuadro de conjuntivitis y dermatitis agudas tóxicas. 

Antes de la manifestación del sábado, varios opositores fueron arrestados y sus domicilios y oficinas, registrados. Este lunes, uno de ellos, Ilia Yashin, fue condenado a diez días de prisión. 

«No tengo miedo de su sistema podrido, sus detenciones o sus centro de detención», dijo Yashin en el tribunal, según una publicación en sus redes sociales. 

La oposición convocó a una nueva protesta el sábado. A pesar de la mano dura policial, miles de manifestantes, muchos jóvenes de 20 a 30 años, salieron a las calles el fin de semana en el centro de Moscú y se enfrentaron con las fuerzas de seguridad. 

El gobierno alemán exhortó este lunes a Rusia a liberar al millar de manifestantes detenidos y denunció la utilización «desproporcionada» de la fuerza por parte de la policía. 

The Bell, un respetado medio online en lengua rusa, señaló que el Kremlin subestimó el enojo de los moscovitas y su presteza a manifestarse. «Ahora tenemos que pensar qué hacer con todo esto», dijo una fuente del Kremlin, citado por este medio. 

En las redes sociales, los rusos se quejaron de la brutalidad de la policía, y compartieron historias de detenciones y agresiones. Más de 21.000 personas firmaron una petición pidiendo que el alcalde de Moscú, Serguéi Sobianin, renuncie.  

Marcar el enlace permanente.