Home Regionales “Es necesario un cambio de rumbo tanto en el país como en...

“Es necesario un cambio de rumbo tanto en el país como en la ULA”

47
0

Este 05 de diciembre, en el auditorio Eleazar Ontiveros Paolini del edificio de la Apula / IPP, se reunieron profesores de la Universidad de Los Andes con la Junta Directiva de la Asociación que los agremia, el Rector de la institución, autoridades universitarias, el Obispo Auxiliar de la Arquidiócesis de Mérida, autoridades religiosas e invitados especiales para la ocasión: conmemorar el Día del Profesor Universitario que, rememora la aprobación de la ley de universidades de 1958, que hizo especial énfasis en la autonomía universitaria.

Virgilio Castillo, Presidente de la Apula tomó la palabra, fue breve, contundente y comenzó recordando un viejo refrán, que reza “los mejores marineros se hacen en las peores tormentas”, para señalar que “hoy (ayer) 05 de diciembre, Día del Profesor Universitario, reunidos como estamos en este auditorio para entregar reconocimientos a nuestros colegas ulandinos, por años de servicio que van desde una década hasta cincuenta y cinco años de ejercicio docente, resulta más que pertinente recordar ese refrán” para destacar de inmediato que no cabe duda, “estos últimos veinte años han sido la mayor de las tormentas en nuestra vida nacional y universitaria, un verdadero cataclismo premeditado por quienes nos intentan oprimir, (…) y en medio de esa tormenta roja, ustedes, queridos profesores que hoy son homenajeados, han seguido de pie, como esos buenos marineros, haciéndose fuertes y mejores en esta terrible hora”, en clara referencia a la situación actual que padecen esas “casas que vencen las sombras”, esos espacios abiertos para el debate plural y no ideologizado.

Siguió Castillo diciendo que bien vale la pena en este día especial poderlo recordar, ante esa amenaza latente de hundimiento, ha sido su tesón a toda prueba, su deseo de una mejor sociedad, su incansable voluntad de no doblegarse ni dejar sucumbir a esta golpeada Universidad, “la razón por la que hoy seguimos pudiendo llamarnos con gran orgullo profesores universitarios: porque no podemos olvidar que ni los bajos salarios, ni los recortes presupuestarios que ahogan la vida universitaria, ni la represión, nada de lo hecho por este régimen de naturaleza y mentalidad militar autócrata, en contrasentido con el ethos de la universidad, ha podido apagar la luz de la esperanza representada por el apostolado de la docencia universitaria”, subrayó.

Día del Profesor universitario:

Un significado especial en el contexto de la crisis

Así, este día del profesor universitario tiene, en ese contexto de crisis y destrucción, un significado especial, sostuvo el Presidente de la Apula / IPP, “pues no es poca cosa que existan mujeres y hombres, como ustedes, capaces de poner su deber por encima de sus necesidades, al punto de sacrificar su realización material para seguir enseñando, investigando y creando conocimiento mientras devengan sueldos miserables, que no solo son insuficientes sino profundamente humillantes: por ello, ese sacrificio, esa entrega, sin duda alguna, merecen todo nuestro agradecimiento, respeto y reconocimiento y no solo en este día especial, sino todos los días”.

Es necesario un golpe de timón en el país y en la Universidad

Finalmente, Virgilio Castillo, destacó que “más allá de nuestro agradecimiento ante lo valioso de sus actos, estamos conscientes que ese sacrificio no puede ni debe perpetuarse de manera indefinida en el tiempo pues, además de injusto, resulta humanamente insostenible seguir laborando en las condiciones actuales, de donde, se torna perentorio un cambio de rumbo, tanto en Venezuela como en la ULA, un golpe de timón que nos permita continuar cumpliendo con nuestra misión” para indicar que es necesario realizar un ejercicio de inteligencia colectiva en función de repensar el modelo de universidad que hoy tenemos: y es que urge buscar alternativas que nos permitan, en las circunstancias actuales, mantener la universidad de puertas abiertas, pero sin que esto siga implicando una cuota de sacrificio tan alta como la que hemos pagado hasta el día de hoy los universitarios, en especial los profesores “se impone, en consecuencia, repensar nuestra tarea de manera que podamos, por muchos años más pero en las condiciones que merece nuestra elevada y protagónica responsabilidad ante la sociedad y el país, seguir llamándonos, llenos de profundo orgullo ¡Profesores Universitarios!”. Prensa Apula

LEAVE A REPLY

Please enter your comment!
Please enter your name here