Home Capital El Diputado Aníbal Sánchez se pregunta ¿Quien pierde al limitar el despliegue...

El Diputado Aníbal Sánchez se pregunta ¿Quien pierde al limitar el despliegue de misiones de observación electoral?

8
0

Es conocido que el estamento jurídico venezolano, desde el 2010 sólo contempla la veeduría y el acompañamiento, a partir de Memorándum de Entendimiento entre el Consejo Nacional Electoral (CNE) y las respectivas cancillerías de los países involucrados. A partir de invitaciones a qué asistan comisiones técnicas o paneles de expertos.

A lo que agregó el analista político y consultor electoral Aníbal Sánchez, esto siempre en respetó a los protocolos y a partir de la Declaración de Principios para la Observación Internacional de Elecciones, que tiene la OEA, el centro Cárter y la Comunidad Europea quienes también “establecen un código de conducta para los observadores”

Para el parlamentario, es claro que la Misión Observación Electoral (MOE) abarca un conjunto de actividades de preparación, instalación, vigilancia e información; por parte de personas técnicas conocedoras de los procesos electorales y cuyo objetivo es plasmar seguridad de que los representantes que se eligen son el producto de un proceso desarrollado con equidad, y sus resultados reflejan la voluntad popular mayoritaria.

La veeduría en el país (Venezuela) se desarrolla en dos ámbitos, la pública, constituida por observadores designados o acreditados por la institución (CNE) quienes monitorean y  velan por el desarrollo o resguardo del proceso; y la privada constituida por los representantes o testigos de los partidos

En estos momentos para Sánchez nos encontramos en otra situación “se podría revocar una invitación” Justo a tiempo de que las comisiones exploratorias preparaban su informe para estimar la posibilidad de un despliegue bajo unas condiciones previamente acordadas entre las partes; “pero que ahora chocan en la política desarrollada desde dos entes soberanos y en potestad”

Acotó el especialista “Para la comunidad internacional siempre es delicado reaccionar ante una situación postelectoral, y en ocasiones obedece a un juego geopolítico o económico de intereses”

A ningún gobierno le gusta opinar sobre asuntos domésticos de otro y menos arriesgándose  a provocar una crisis diplomática, por eso  la existencia de una misión de observación (MOE) en cualquiera de sus modalidades o mecanismos disminuye estos conflictos o riesgos

Al tiempo que siembra confianza en los electores, lo que se traduce en un aumento en la participación “por ahí pudiera venir una razón para el actuar de un lado”. El discurso de no al tutélaje como crítica ideológica, No pondera que en los mecanismos de Observación participan precisamente los gobiernos que necesitan reconocimiento internacional, y la comunidad internacional que condiciona o cuestiona la legitimidad del gobierno; a la ratificación de su compromiso con la democracia y respeto a los derechos humanos.

Para Aníbal Sánchez “El rechazar o negarse a una observación, puede generar sospechas de las irregularidades y manipulaciones, las críticas no se despejan al contrario; lo cual no ayuda a la hora de querer evitar una mayor injerencia, o mayores sanciones, quedando en suspenso el reconocimiento de la legitimidad, la transparencia del proceso electoral y sus resultados” señaló !!

LEAVE A REPLY

Please enter your comment!
Please enter your name here