Bolivia a la espera del ultimátum a Morales

Este lunes se prevé que las protestas sean retomadas con mayor intensidad  

En medio de la crisis en el país, tras unas elecciones que la oposición exigen que se repita, está por cumplirse el ultimátum a Morales

Bolivia vive este lunes una jornada de espera a lo que pueda pasar cuando al final del día se cumpla el ultimátum lanzado por un líder cívico para que renuncie Evo Morales a la presidencia.

Las protestas continúan en Bolivia tras el ultimátum a Morales para renunciar.

Los bloqueos en distintas ciudades bolivianas continuaron este domingo en protesta por un supuesto fraude electoral a favor del presidente Evo Morales, tras el ultimátum que le dieron los líderes cívicos para que en 48 horas el gobernante renuncie a su cargo.

Los bloqueos se mantienen en ciudades como La Paz, Santa Cruz y Cochabamba, tras catorce días de los comicios generales en el país para exigir el respeto al voto, la democracia y la renuncia del mandatario boliviano.

La antipolítica aparece en el panorama

«Ni Evo ni Mesa» fue la consigna que corearon miles de ciudadanos en las asambleas populares o cabildos efectuados la semana pasada en las ciudades más pobladas de Bolivia

Esas plataformas afirman que Morales, de 60 años y en el poder desde 2006, actúa en forma antidemocrática y está empeñado en mantenerse en el poder por encima de la ley.

Pero también tomaron distancia de Mesa, un centrista de 66 años que gobernó Bolivia entre 2003 y 2005, quien se mostraba como la ficha alternativa a la silla presidencial.

La expresión de la antipolítica es el rechazo a la política, de rechazo a las posibles salidas en el marco institucional, que se presenta en procesos políticos, esas posiciones suelen aparecer en asambleas o cabildos, donde hay una acción ciudadana o de grupos minoritarios que rechazan a los partidos tradicionales.

Lenymar García