Comunidades del Delta celebran Navidad y esperan Año Nuevo en completa oscuridad

La población de las comunidades rurales se prepara para la celebración de la Natividad del Señor en medio de la oscuridad más absoluta por la falta de energía eléctrica en todos los caseríos y poblados asentados en los caños del Delta del Orinoco.

El deterioro y los desperfectos de los generadores mantienen a los habitantes en medio de las tinieblas en la zona, según confirman dirigentes provenientes de los municipios Antonio Díaz y Pedernales del estado Delta Amacuro.

De acuerdo a reportes de los moradores de la zona, las plantas eléctricas que alumbraban y abastecían de energía eléctrica a las comunidades colapsaron ante la falta de mantenimiento y sustitución de generadores por el Gobierno.

Las fiestas de la Navidad y el fin de año no serán las mismas de hace 15 o 20 años, cuando los poblados rurales e indígenas contaban con grandes generadores que abastecían de luz y energía eléctrica en la Nochebuena y el 31 de diciembre.

Más de seis años sin energía

Curiapo, que es la capital del municipio Antonio, con una población aproximada de 3.000 habitantes, tiene seis años sin energía eléctrica. De igual forma, San Francisco de Guayo, poblado con más de 2.000 moradores, se mantiene a oscuras por falta de energía eléctrica y sus habitantes recibirán el año 2020 en completa oscuridad.

Lenymar García