Cristina Kirchner enfiló contra los que considera sus enemigos en el juicio de la obra pública

La ex presidenta apuntó contra jueces, camaristas, fiscales y funcionarios de Cambiemos. También vinculó al Presidente y a la Corte Suprema con la supuesta persecución en su contra

La ex presidenta Cristina Kirchner declaró el pasado lunes en la causa de corrupción en la obra pública en la que está acusada de ser la jefa de una asociación ilícita. Entre los papeles, que se encargó de acomodar al inicio de su largo y frenético descargo, estaban anotados los nombres de sus enemigos, a los que fue nombrando uno a uno durante las tres horas y media que duró su indagatoria.

Hay de todo en ese listado de rivales. Jueces, funcionarios de Cambiemos,  dirigentes, fiscales y hasta el propio presidente Mauricio Macri.

Los tres magistrados del Tribunal Oral Federal 2 (TOF2) fueron los primeros en sufrir la descarga de Cristina. A Jorge Gorini, Andrés Basso y Rodrigo Giménez Uriburu -mirándolos a los ojos- los acusó de ser el brazo ejecutor de lo que consideró «una feroz e inédita persecución» en su contra.No fue el único momento tenso con el tribunal. En el arranque los cuestionó por no haber habilitado la transmisión en vivo de la audiencia.

Mirándolos a los ojos les dijo: «¿No les parece importante?».

Ya sobre el final volvió a tensar la situación con el TOF2 cuando le preguntaron si iba a contestar preguntas. La vice electa, que ya se había retirado de la sala de audiencias, volvió sobre sus pasos, tomó el micrófono y les dijo: «¿Preguntas? Preguntas van a tener que contestar ustedes».

La vicepresidenta electa de Argentina, subió a sus redes sociales la grabación completa de la audiencia.

Lenymar García