Ecuador abandona la OPEP y asume el desafío de aumentar su producción de petróleo

 Ecuador abandona la OPEP y asume el desafío de aumentar su producción de petróleo

Es la segunda vez que Ecuador sale de la OPEP, en la que estuvo entre 1973 y 1992 y a la que regresó en 2007

Ecuador participa el jueves y el viernes en Viena en sus últimas reuniones como miembro de la OPEP tras su anuncio de que abandonará el cártel petrolero en 2020, una decisión con la que recuperará la libertad de aumentar su producción para intentar mejorar su delicada situación fiscal.

El país, que anunció en octubre su salida oficial el 1 de enero de 2020, es el miembro más pequeño del cártel, con una producción que entre enero y agosto de 2019 fue de 534.000 barriles diarios, la mayor parte destinada a la exportación.

Se trata de la segunda vez que Ecuador sale de la OPEP, en la que estuvo entre 1973 y 1992 y a la que regresó en 2007.

Pero los actuales problemas financieros del país, en particular un déficit estimado en 3.600 millones de dólares para 2019, llevaron al presidente Lenín Moreno a salir del cártel. Este año el gobierno tuvo que acudir a organismos bilaterales como el Fondo Monetario Internacional (FMI) para obtener préstamos por casi 10.300 millones de dólares en tres años.

«Como país, necesitamos producir más e incrementar nuestra producción hidrocarburífera en beneficio de los ecuatorianos», dijo en noviembre Juan Carlos Bermeo, el nuevo viceministro de Hidrocarburos.

Frente a esta compleja situación fiscal, «el estado necesita recursos con urgencia, tiene una brecha por solucionar de alrededor del 5% del PIB», indicó a la AFP el analista económico Alberto Acosta-Burneo, editor de Análisis Semanal.

«Y los ingresos petroleros son una fuente interesante y relativamente rápida para poder aumentar los ingresos petroleros y suavizar el costo del ajuste», aseguró.

Lenymar García