En abril salario mínimo sólo cubría 1,6 % de la canasta alimentaria

 En abril salario mínimo sólo cubría 1,6 % de la canasta alimentaria

La economía venezolana está pasando por un proceso de severa contracción en combinación con una altísima inflación. La consecuencia de esto es el empobrecimiento del ciudadano, la actividad económica minimizada, cada vez hay menos puestos de trabajo, se producen menos bienes que a la vez tienen precios más altos, no hay capacidad de compra por los consumidores. Si no hay demanda de bienes, las pocas fábricas que quedan operativas tienen que ir disminuyendo su producción. Los ciudadanos pasaron la brecha de empobrecimiento para caer en un espiral de miseria dramática.

El diputado a la Asamblea Nacional, AN, Ángel Alvarado, indicó sobre la inflación galopante en Venezuela, “nos mantenemos en una hiperinflación, los precios se siguen acelerando, y hemos visto una aceleración en las últimas tres semanas”.

Explicó que “esto hace que el salario mínimo de abril según estimaciones sólo compraba 1,69% de la canasta alimentaria. Esta tendencia se ha venido agudizando, por ejemplo en el mes de enero el salario compraba el 3% de la canasta”.

Señalo sobre el mes de febrero del año en curso, “ese salario mínimo sòlo compraba el 2% de la canasta alimentaria. En el mes de marzo bajo a 1,98% y en el mes de abril esta a 1,6%. Por más que haya ajustes cada vez se compra menos y está cercano ya al 1% “.

Según la Comisión de Finanzas de la Asamblea Nacional, la inflación del mes de abril llega a 44,7%, mientras que la acumulada se ubica en 665% y la interanual en 1.304.494%.

Informó que «una canasta según nuestra estimaciones se acerca o esta alrededor de 1. 171.732 Bs. para el sostenimiento de una familia estándar en Venezuela».

La economía venezolana en su forma más amplia está pasando por un proceso de severa contracción en combinación con una altísima inflación. La consecuencia de esto es el empobrecimiento del ciudadano. Con una actividad económica reducida, cada vez hay menos puestos de trabajo, se producen menos bienes que a la vez tienen precios más altos y por tanto, los consumidores dejan de tener capacidad de compra. Si no hay demanda de bienes, las pocas fábricas que quedan operativas tienen que ir disminuyendo su producción. Y esto genera una círculo vicioso dramático”.

webmaster

Leave a Reply

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *