En la dieta de pacientes del hospital central de Maturín no garantizan consumo de proteínas

Quienes son de otros estados como Delta Amacuro o Sucre padecen más porque a sus familiares se les dificulta trasladarse a la capital monaguense por el costo del pasaje

Familiares de pacientes recluidos en el Hospital Universitario Dr. Manuel Núñez Tovar, denuncian la falta de proteínas en la alimentación de los enfermos, lo que en algunos casos ha hecho que pierdan peso con el pasar de los días.

Aunque las dietas hospitalarias deberían ser diferentes según la patología de los pacientes, en el principal centro asistencial de Monagas, el menú es el mismo para todos; escaso y sin variedad. En el desayuno una arepa sola; para el almuerzo arroz blanco o pasta sin sabor y en la cena suele repetirse casi lo mismo del desayuno.

Carmen Calzadilla quien tiene a su mamá hospitalizada en el cuarto piso donde se encuentran los pacientes de traumatología, señala que en el tiempo que tiene, solo la semana pasada dieron pollo en muy pocas cantidades para el desayuno y el almuerzo. Al mismo tiempo acotó que “apenas son dos cucharadas de arroz los que sirven”, insuficiente para la recuperación de un enfermo que requiere ser operado.

 “Algunos pacientes en el tiempo que tienen hospitalizados han bajado de peso y por eso los han echado para atrás porque no tienen el peso y pueden quedar en la cirugía. Los que más trabajo pasan son los que vienen de otros estados como Sucre o Delta Amacuro porque a sus familiares les cuesta mucho trasladarse por el costo del pasaje o que tampoco tienen para traerle comida”, afirmó Calzadilla.

No obstante; Leonardo Paredes tiene con su hijo más de un mes hospitalizado proveniente de la ciudad de Tucupita, de donde fue referido porque el centro de salud de la capital deltana no cuenta con el material quirúrgico para intervenirlo, ni tampoco con los medicamentos.

Paredes comenta que a sus parientes se les hace muy difícil poder trasladarse hasta Maturín porque no cuentan con el dinero para el pago del pasaje, por lo que muchas veces recibe la ayuda de los familiares de otros pacientes, ya que a su juicio, la alimentación que entrega el hospital es muy pobre y siempre es la misma.

En el área infantil los niños que presentan malnutrición, son chequeados por médicos de pediatría general, pues la única nutriólogo que tenía ese hospital emigró a Argentina hace tres meses.

webmaster

Leave a Reply

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *