Este lunes seguimos en la calle, insistió Guaidó

El presidente encargado de la República afirmó que el 16 de noviembre se movilizaron más de 750.000 venezolanos y esta semana seguirán en la calle para romper la falsa normalidad

Juan Guaidó presidente interino de Venezuela, instó nuevamente a los venezolanos a mantener la protesta sostenida. El también presidente de la Asamblea Nacional invitó a la ciudadanía a manifestar este lunes desde sus hogares o sitios de trabajo.

«El objetivo de manifestar mañana es romper la falsa normalidad. Lo peor que nos podría pasar es adormecernos y acostumbrarnos a no tener agua, ni luz y en medio de una crisis económica», afirmó.

Agregó que toda la semana se realizarán movilizaciones acompañando a los gremios de docentes y enfermeras. Pidió, además, acompañar la convocatoria de los estudiantes a Fuerte Tiuna el próximo jueves 21.

Movilización del 16 de noviembre

El líder opositor ofreció un balance sobre la movilización del sábado 16 de noviembre. Informó que más de 750.000 personas participaron en el territorio nacional.

Señaló que a pesar de visitas de funcionarios del régimen a las viviendas de los diputados y el asalto a la sede de Voluntad Popular, la ciudadanía venció el miedo y se movilizó en todo el país.

«En definitiva el mayor logró del sábado es que volvimos a reflejar que somos mayoría. Aquí estamos a pesar de todo el amedrentamiento», expresó.

Catalogó como una victoria la jornada del sábado no solo por la cantidad de personas que concurrieron a su llamado, sino por haberse desplazado pese a obstáculos.

«No había ni metro y aún así la gente llegó», mencionó.

Sin embargo, Guaidó aludió a quienes se negaron a protestar argumentando que con ello no se logrará el cese de la usurpación.

«A los que participaron en la convocatoria, gracias. A los que no, entendemos sus razones. Al final, todos estamos juntos en el mismo objetivo que es salir de la dictadura», indicó.

Concentración oficialista

Respecto a la concentración convocada por el oficialismo, Guaidó aseguró que se trató de una burla para el país.

«El dictador ni siquiera pone su cara a la gente. No había visto una ridiculez como la del sábado, dirigirse a la marcha convocada por él mismo a través de una llamada», afirmó.

Lenymar García