Este lunes viajan a Cuba los de Reyes de España

 Este lunes viajan a Cuba los de Reyes de España

El rey Felipe VI y la reina Letizia viajan mañana a Cuba para iniciar la primera visita de Estado de un monarca español a ese país caribeño en 500 años

Exteriores finalmente emitió este sábado el comunicado que informaba oficialmente de la visita de Estado que los Reyes realizarán a Cuba la semana inmediatamente posterior a las elecciones del 10-N y lo cierto es que desde el principio el viaje ha estado marcado por la polémica.

El departamento dirigido por Josep Borrell desveló que no tendrá lugar un encuentro con la disidencia democrática cubana sino tan sólo con la «sociedad civil» sin especificar más el contenido de dicho encuentro. Este punto ha sido especialmente criticado por diversas fuerzas políticas que consideran que el Gobierno –responsable último de la política exterior de la nación por mandato constitucional y responsable inmediato del contenido del viaje de los Reyes– está utilizando esta cita histórica en La Habana para blanquear un régimen dictatorial que no tiene ninguna prisa a la hora de democratizar su ordenamiento jurídico.

Polémico viaje

El viaje, cuestionado tanto por la oposición española como la disidencia cubana, incluirá encuentros con el presidente del país, Miguel Díaz-Canel, y otras autoridades, pero no con anticastristas.

El medio siglo de la fundación de La Habana que se conmemora este mes propició que finalmente se vaya a realizar este viaje de los reyes justo al día siguiente de las elecciones generales en España.

Este viaje oficial ha sido cuestionado por la oposición de derecha, por considerar que contribuye a avalar el régimen cubano, crítica que coincide con la de algunos grupos de disidentes de la isla, pero que el ejecutivo rechaza y enmarca en el aniversario de la capital cubana.

Los actos centrales de esa conmemoración serán el 16 de noviembre y contarán con la presencia de líderes como el presidente de Venezuela, Nicolás Maduro, y el de Nicaragua, Daniel Ortega.

En esa fecha los reyes ya no estarán en Cuba y, según fuentes diplomáticas, más allá de que se haya evitado la foto con ellos, la visita real (con actos en La Habana y Santiago de Cuba) se ha querido realizar unos días antes para darle un perfil propio debido a su carácter histórico e institucional.

Además subrayan que el viaje «no es una manifestación de apoyo a nada» sino una normalización de relaciones con un miembro de la comunidad iberoamericana con el que había una «anomalía».

Felipe VI y la reina Letizia saldrán este lunes de Madrid y llegarán ese mismo día a la capital cubana, pero no iniciarán su agenda oficial hasta el día siguiente, 12 de noviembre, cuando el presidente, Miguel Díaz-Canel, les dará la bienvenida en la sede del Consejo de Estado.

En ese mismo lugar les ofrecerá una cena oficial con unos 150 invitados, y al día siguiente serán los reyes los que inviten al presidente y otras autoridades cubanas a una cena en el Palacio de los Capitanes Generales.

Sin encuentros con disidentes

No habrá ningún encuentro con disidentes del régimen cubano, pero sí una reunión con representantes de la sociedad civil de la isla para conocer también su visión.

Aunque no se ha hecho público quienes estarán presentes en esa conversación, fuentes diplomáticas apuntan que habrá, entre otros, intelectuales, cuentapropistas y periodistas independientes.

La agenda oficial incluye el día 12 una ofrenda floral ante el memorial de José Martí y, junto a Díaz-Canel, la firma del Acuerdo Marco de Cooperación País, que marca la hoja de ruta de la cooperación bilateral.

Los reyes visitarán en el Gran Teatro de La Habana la exposición de la Agencia Efe e Iberia sobre la historia gráfica de España y Cuba, y asistirán a una gala de danza en la que se rendirá homenaje a la bailarina y coreógrafa cubana Alicia Alonso, fallecida el pasado mes.

Además, la reina se trasladará a la escuela-taller Gaspar Melchor de Jovellanos, fundada en 1992 con el apoyo de la Agencia Española de Cooperación Internacional.

El 13 de noviembre los reyes recorrerán La Habana Vieja y se detendrán en lugares como la Plaza de Armas, el Palacio de Segundo Cabo y el Palacio de los Capitanes Generales.

En este edificio se condecorará al historiador Eusebio Leal con la Gran Cruz de Carlos III y se entregará a la ciudad un repostero con el escudo de La Habana hecho en la Real Fábrica de Tapices.

Ofrecerán después una recepción a la colectividad española en Cuba a la que asistirán unas mil personas y el rey se verá a continuación con empresarios españoles con intereses en la isla para conocer los problemas de su día a día.

Lenymar García