Gobernador de Miranda Héctor Rodríguez evade situación del concierto de Neutro Shorty

 Gobernador de Miranda Héctor Rodríguez evade situación del concierto de Neutro Shorty

Bomberos de Caracas y funcionarios de Inparques comentaron que la Gobernación de Miranda habría organizado el evento musical en el Parque del Este

Bomberos de Caracas y funcionarios de Inparques informóque la Gobernación de Miranda habría sido el ente organizador del concierto de trap Banderas Blancas, que se desarrolló el pasado 9 de noviembre en el Parque Simón Bolívar y que provocó disturbios en el vecino Parque del Este donde falleció la adolescente Andrea Alejandra Calderón Rodríguez, de 14 años, y resultaron lesionadas más de 100 personas.

La evasiva de la Gobernación de Miranda, con respecto al concierto antes mencionado se hizo eco mediante una persona que se identifico como su asistente, e informo: “sí quieren hablar con el gobernador tienen que esperar a que cuadre su agenda y hacer una cita”.

Tras reportarse y confirmarse una fallecida y más de una centena de heridos, que fueron atendidos en su mayoría en el hospital Ana Pérez de León II, en Petare.

Nadie fue

Nadie asume responsabilidad del evento, el primero en distanciarse fue Inparques, colgó el sábado a las 2:24 pm en su cuenta oficial de Twitter un mensaje para fijar su posición: «Hacemos del conocimiento público que Inparques no autorizó el concierto denominado Bandera Blanca organizado por Trap Money y que incluiría el trapero Neutro Shorty». En un segundo tuit agregó: «El Instituto Nacional de Parques exige a los organizadores del evento César Velásquez director de Trap Money (sic) asumir sus responsabilidades ante la organización unilateral de su evento sin la debida autorización de Inparques». Ambos contenidos fueron borrados.

Pepsi-Cola de Venezuela, de inmediato informó que nada tenían que ver con la organización del concierto, ni tampoco habrían patrocinado el mismo.

Y el gobernador de Miranda, Hector Rodríguez como autoridad, ya debió pronunciarse, guarde silencio. Nadie asume la responsabilidad.

Lenymar García