Las amenazas y amedrentamiento frenaron protesta de empleados del hospital Uyapar en Bolívar

 Las amenazas y amedrentamiento frenaron protesta de empleados del hospital Uyapar en Bolívar

Trabajadores y jubilados tenían previsto una asamblea y protesta este lunes para denunciar la situación sanitaria y los bajos sueldos, pero intimidaciones y amenazas de despido frenaron la manifestación

La grave situación de los centros de salud del sur del país y la falta de transporte institucional, eran parte de las razones por las que empleados del hospital Uyapar alzarían su voz de protesta este lunes, pero tras recibir amenazas de despidos e intimidaciones, suspendieron el reclamo, confirmó Ángel Rivas, jubilado del sector salud.

Rivas, quien trabajó pormás de 30 años en el hospital Uyapar, dijo que sus compañeros solo querían exigir mejoras para el centro asistencial. También estaba previsto reclamar mejores sueldos, y que se reactiven las rutas de transporte, porque todos los trabajadores corren peligro de ser robados o asesinados cuando salen en la noche a tomar el autobús para regresar a sus casas.

“Pedimos al gobierno que haga una investigación seria para que vean cómo están los hospitales, pero no es para que vengan a perseguirnos, porque eso es lo que hacen”, reclamó Rivas, quien sostiene que con perseguirlos y amenazarlos, la crisis hospitalaria no va a mejorar.

Agregó que la emergencia de Uyapar está colapsada, mientras cuestionó que el Gobierno haya invertido dinero en realizar recientemente una cumbre indígena y en colocar publicidad en avenidas de Puerto Ordaz. “Con todo ese dinero que se gastó, se habrían realizado algunas reparaciones en los hospitales y ambulatorios de Guayana”, manifestó.

También comentó que cuando un paciente está en una condición grave y necesita terapia intensiva o insumos, les dicen que deben ir al Hospital Universitario Ruiz y Páez de Ciudad Bolívar. “La mayoría de los pacientes y sus familiares, no tienen como pagar un viaje a otro municipio”, dijo Yamileth Gómez, quien este lunes 4 de noviembre esperaba en las cercanías del hospital Raúl Leoni de San Félix por un cupo para hacerse una cesárea. “Me dijeron que me fuera a Ciudad Bolívar porque no hay espacio para mi bebé aquí”, relató.

Lenymar García