Nueva Eurocámara dividida en siete grupos políticos

De la ultraderecha a la izquierda radical, así arrancó la novena legislatura de la Eurocámara

La novena legislatura de la Eurocámara arrancó con 748 de 751 eurodiputados por los escaños vacantes de los independentistas catalanes, diversos grupos políticos y mayoría de fuerzas proeuropeas

De la ultraderecha a la izquierda radical, la novena legislatura de la Eurocámara arrancó el martes en Estrasburgo con 748 de 751 eurodiputados por los escaños vacantes de tres independentistas catalanes, siete grupos políticos y una mayoría de fuerzas proeuropeas.

A continuación, un repaso a los diferentes grupos parlamentarios que lograron constituirse y que se repartirán el tiempo de palabra y, por lo tanto, su visibilidad,

Derecha Proeuropea

 182 escaños

El Partido Popular Europeo (PPE), la familia política más votada en las elecciones de mayo, revalidó al alemán Manfred Weber (CDU/CSU) como su jefe de filas a inicios de junio.

Weber encabeza un grupo que pese a la victoria pierde 34 diputados y ya no logra la mayoría con sus tradicionales aliados socialdemócratas, a los que debe sumar ahora liberales y verdes.

Entre los partidos que conviven en el PPE, el principal sigue siendo la CDU/CSU alemana. El grupo acoge a un socio incómodo, el Fidesz del húngaro Viktor Orban, sobre cuyo gobierno la Eurocámara pidió en 2018 aplicar sanciones por violación del Estado de derecho.

 Socialdemócratas

 154 escaños

La española Iratxe García está al frente del grupo socialdemócrata, segunda fuerza política de la Eurocámara con 154 diputados.

La delegación española gana poder en la familia socialdemócrata europea, al convertirse en la más numerosa con 20 eurodiputados seguidos de italianos (19) y alemanes (16).

No obstante, con 31 diputados menos, los progresistas comienzan la legislatura debilitados por la bajada de alemanes, italianos y franceses en las elecciones de mayo.

 Liberales

 108 escaños

Exprimer ministro rumano, Dacian Ciolos lidera el grupo liberal, que cambia de nombre (Renovar Europa) y se convierte en pieza clave del relevo institucional de la Unión Europea (UE) pasando de 69 a 108 diputados.

La candidatura del excomisario de Agricultura se impuso por sorpresa tras la renuncia de la candidata favorita, la francesa Nathalie Loiseau, debido a la controversia provocada por unas declaraciones a la prensa.

La lista del presidente francés, Emmanuel Macron, es precisamente la que aporta más efectivos a la alianza (21 eurodiputados), seguidos de los liberales-demócratas británicos (16).

 Verdes y regionalistas

 74 escaños

La cuarta fuerza política de la Eurocámara tiene dos co-presidentes, la alemana Ska Keller y el belga Philippe Lamberts, ambos ecologistas y diputados en la legislatura precedente.

El ascenso fulgurante de los partidos verdes en Alemania y Francia al calor de la creciente preocupación por el clima da una fuerza inédita a un grupo que reúne a dos tradiciones políticas: ecologistas y regionalistas.

Esta última, la Alianza Libre Europea (ALE), cuenta con un escaño vacante, ya que la justicia española impidió al independentista catalán Oriol Junqueras, en prisión preventiva, completar los trámites para asumir el puesto.

El otro líder independentista catalán Carles Puigdemont, residente en Bélgica y sobre quien pesa una orden de detención en España, aspira a integrar el grupo, si bien la junta electoral española declaró también su escaño vacante junto al de otro compañero de lista.

 Ultraderechistas

 73 escaños

Grupo heredero de la Europa de las Naciones y de las Libertades, casa del antiguo Frente Nacional en la Eurocámara, Identidad y Democracia (ID) está presidido por el italiano Marco Zanni, político de la Liga.

Sus 73 diputados, 37 más que al final de la pasada legislatura, proceden de partidos nacionalistas de extrema derecha. La Liga de Salvini (28) y la Agrupación Nacional de Marine Le Pen (22) aportan el grueso de efectivos.

En esta nueva etapa se incorpora al club Alternativa por Alemania, que abandona a su antiguo grupo, la Europa de las Libertades y de la Democracia Directa (EFDD), y apuntala la alianza europea de ultraderechistas.

 Conservadores euroescépticos

 62 escaños

El eurodiputado polaco de Ley y Justicia (PiS) Ryszard Legutko sigue al frente el grupo de los Conservadores y Reformistas (ECR), pero en esta ocasión junto al italiano Raffaele Fitto.

Una de las novedades del grupo, que retrocede de 77 a 62 miembros por la caída de unos ‘tories’ británicos todavía en el hemiciclo a la espera del Brexit, es la entrada de los tres diputados ultraderechistas españoles de Vox.

La ultraderecha española tiene que convivir con los nacionalistas de la N-VA, los aliados flamencos de los independentistas catalanes, a los que se oponen frontalmente.

 Izquierda radical

 41 escaños

La izquierda radical, el grupo más pequeño de la Eurocámara con 41 diputados, inicia nueva etapa en Estrasburgo con la presidencia transitoria del alemán Martin Schirdewan, a la espera de lograr un consenso en las próximas semanas.

La alianza, también debilitada tras la perdida de 11 eurodiputados en las elecciones de mayo, incluye a partidos marxistas, anticapitalistas y radicales de izquierda como Syriza, la Francia Insumisa, Die Linke o Podemos.

Sin grupo

De los grupos de la legislatura 2014-2019, el EFDD, alianza entre los eurófobos británicos de Nigel Farage y los antisistema del Movimiento 5 Estrellas, es el único que no ha logrado renovar su grupo en la nueva Eurocámara, por lo que pasó al grupo de no inscritos.

Con los resultados en la mano, la formación no consigue reunir a eurodiputados de al menos 7 países, el mínimo exigido para poder crear un grupo político, pese a contar con 43 diputados, por encima de los 25 exigidos.

webmaster

Leave a Reply

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *