Orión: El inolvidable peludo que salvó vidas en la tragedia de Vargas

Orión, un precioso y enorme Rottweiler cuya presencia y actitud en aquel triste suceso contribuyó a salvar vidas humanas, se convirtió en un símbolo de esperanza, el héroe canino de Vargas 

Inolvidable Orión, siempre será recordado como un símbolo de coraje y lealtad, como olvidar el perro héroe, que salvo vidas.

Un día después de la vaguada, la familia de Orión fue rescatada del techo de su casa, en medio de la zona de desastre, Orión quedó solo en el lugar de la catástrofe.

El dueño del canino, cuya profesión es piloto, fue informado por un vecino que había visto a Orión aún con vida, e incluso ayudaba en los rescates de personas, afortunadamente decidió regresar en el helicóptero de un amigo al lugar donde había estado su casa.

En efecto permanecía aún el fiel animal cuidando lo que quedaba de su casa, fue por personas del sector como supo de la primera e insólita acción humanitaria de Orión. Todos ya conocían a Orión, “el perro salvador” “el perro héroe”.

El Rottweiler salvador

Rescató a un niña de apenas 8 años quien con sus pocas fuerzas hacia un esfuerzo por permanecer aferrado a un tronco que flotaba en el torrente. Ante la sorpresa de muchos testigos el Rottweiler de inmediato se lanzó al agua para sujetar entre sus fauces un brazo del menor. 

La gente al principio con mucho miedo pensaban que estaba atacando, dada la mala fama que tiene esa raza canina, se dieron cuenta que no era así, el perro con su inmensa fuerza procuraba arrastrar la niña hasta la orilla, y la logro salvar, en adelante se convirtió en un luchador, tratando de rescatar a las personas. 

Posteriormente salto nuevamente y saco a una segunda niña de 14 años arrastrada por la corriente; luego de cada rescate y ayuda regresaba a la orilla opuesta para cruzar de nuevo el turbión con otra persona a cuestas. Según testigos, Orión rescató a 37 personas de morir ahogadas, entre hombres mujeres y niños.

Orión, un perro de raza Rottweiller, mascota de Mauricio Pérez se convirtió en rescatista durante la aciaga noche del aquel fatídico día miércoles 15 y la mañana del jueves 16 de diciembre de 1999, cuando la riada los alcanzo destruyendo su residencia y el sector donde vivían en Cerro Grande, Naiguata.

Hoy Orión descansa en el cielo.

El Héroe Canino «Orión» recibió el reconocimiento por su valor, fue condecorado, recibió una medalla de «Honor al Valor», cinta azul y un diploma por el rol desempeñado por este noble animal que manifestó la fidelidad y nobleza de su raza salvando vidas humanas, en la peor catástrofe sufrida en Venezuela, que acabo con la vida de miles de personas.

Lenymar García