Quién me cuida…?

 Quién me cuida…?

Tenemos la mala costumbre de pretender darle la responsabilidad de nuestra vida a otros, pero que crees? Eso solo debe ocurrir mientras somos unos niños y quizás parte de nuestra adolescencia porque ya cuando comenzamos a tener conciencia de lo que sentimos, queremos y hacemos, nuestros padres pasan a un segundo plano, aunque a veces son los padres a quienes les cuesta soltar a los hijos, dejarlos crecer, que se caigan y se levanten, haciendo de ellos personas inseguras y que para cualquier decisión en la vida tengan que esperar por la aprobación de ellos o cualquier otra persona.

Ahora bien, a quien más le damos la responsabilidad de que nos cuide y eviten que caigamos en los miles de peligros de la vida? Si continuamos en el plano familiar, pues si yo soy la menor, quien debe cuidarme es mi hermano mayor, mis primos, tíos etc, si salimos es evidente que quienes tienen que cuidar de mí son mis amistades, ah pero si me caso, ya le quito un poco la responsabilidad de mi vida a mis padres y amigos, ahora es mi pareja quien definitivamente debe cuidarme  y protegerme, y es que somos tan frescos que si perdemos a un ser querido, también le damos la responsabilidad de que nos cuide y le decimos que le prenderemos una velita si esto o lo otro, si las cosas no andan del todo bien lo mejor es visitar esos sitios donde nos dicen que a través de ciertos poderes concedidos pueden ver más allá de este plano y es parte de las creencias de cada quien, ah y ni hablar de la responsabilidad tan grande que le damos a Dios y es a quien le decimos, pero bueno Diosito hasta cuando este calvario? Que pasa que las cosas no me terminan de salir bien, en fin, mayormente es para quejas y reclamos.

Sin duda alguna creemos tanto que otros deben cuidarnos y protegernos que olvidamos que la cuota principal, por no decir la única, es nuestra. Se debe entender que nuestros padres están ahí desde que nacemos cuidando nuestros sueños, al dar nuestros primeros pasos pendientes de no caernos, cuidándonos aún más si nos enfermamos, pero ojo eso no los hace responsable de nuestras decisiones, nuestros hermanos si es cierto deben cuidarnos, pero, hasta cierto punto, tampoco nuestra pareja debe convertirse en nuestro segundo padre o madre, nuestros amigos tampoco son responsables de lo que hacemos, nuestros seres queridos que ya no están en este plano tampoco se fueron para tener que cuidarnos desde donde se encuentren o pretender que los santos, imágenes, animas o cualquier otro espectro este con nosotros alejando el mal y menos pretender que Dios sea el responsable de todo lo malo que nos ocurre.

El día que entendamos que el único responsable directo de cuidar, velar y proteger de nosotros, somos nosotros mismos, desde ese momento cuidaremos de nuestra salud, realizando ejercicios, comeremos mejor y más sano, manejaremos con precaución, pensaremos mejor las cosas antes de tomar cualquier tipo de decisión, en fin, asumiremos las consecuencias de nuestros actos y no buscaremos otros responsables ante las cosas que nos ocurren.

Quien mejor que tú para cuidarte…  

Hasta la próxima…

Comparto con ustedes nuestras redes sociales Instagram @deibonett y @ciudad360ve     

Lcda. Deisy Bonett

webmaster

Leave a Reply

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *