Reseña Histórica: Bravos de Margarita

 Reseña Histórica: Bravos de Margarita

Bravos de Margarita es el heredero de la franquicia que en 1991 nació como Petroleros de Cabimas, más tarde se transformó en Pastora de Occidente y que culminó en Pastora de Los Llanos.

Bajo ninguna de esas denominaciones el equipo pudo cuajar y se había convertido en el menos popular de los ocho clubes que hacen vida en el beisbol profesional venezolano.

Esa franquicia que hoy lleva por nombre Bravos de Margarita, entró a la Liga Venezolana de Beisbol Profesional, acompañada de los entonces Caribes de Oriente. Ello en lo que resultó la segunda expansión del circuito, desde su fundación en 1946.Aquella temporada 1991-92 llevaba tinte histórico pues era la primera con ocho clubes.

La pelota llegaba a la zona oriental del país, por primera vez desde los años 60, cuando Magallanes asumió precisamente el nombre de «Oriente» y dejó sembrada una gran fanaticada por esos lares. Caribes – en el sentido de la estabilidad de su nombre – tuvo más suerte que su colega de parto.Apenas hace algunos años, la tribu dejó de pertenecer a un amplio oriente para quedar reducida a Anzoátegui.

Por su parte, los Bravos de hoy debieron vivir como verdaderos nómadas durante mucho tiempo.Llegó entonces el año 2006 y Tobías Carrero Nacar, empresario del ramo de seguros, compró el 70 por ciento de las acciones de la franquicia, mientras que el 30 por ciento restante quedó en manos de la familia Finol, propietaria original.En mayo del año siguiente, durante la Convención Anual de la Liga Venezolana de Beisbol Profesional, los representantes de Caracas, La Guaira, Magallanes, Aragua, Lara, Zulia y Anzoátegui, acordaron eliminar el sistema de dos divisiones y autorizar la mudanza de la franquicia a la propia Isla de Margarita, donde adoptaría el nombre de Bravos.

Lenymar García