Tribunal ordena iniciar juicio a los 6 ejecutivos de Citgo

 Tribunal ordena iniciar juicio a los 6 ejecutivos de Citgo

Nicolás Maduro dijo que los ejecutivos serían juzgados como “corruptos, ladrones y traidores”

Seis ejecutivos petroleros estadounidenses detenidos en Venezuela desde hace 18 meses, comparecieron finalmente el viernes ante los tribunales, en  audiencia preliminar.

La jueza Rosvelin Gil aceptó la petición del fiscal Aramay Terán para juzgar a los seis empleados de la refinería Citgo, con sede en Houston, por cargos de corrupción. Por el momento no se fijó la fecha para el inicio del juicio.

Tras celebrarse  la audiencia preliminar, el referido juzgado decidió admitir la acusación presentada por el MP en contra de los ejecutivos, por la presunta comisión de los delitos de peculado doloso propio, concierto de funcionario con contratista, legitimación de capitales y asociación para delinquir en perjuicio del estado venezolano, el patrimonio público y la empresa Citgo Petroleum Corporation, filial de Petróleos de Venezuela (Pdvsa) y mantener la privativa de libertad.

El calvario de detenidos y familiares

“Tras más de un año y medio de retrasos en el debido proceso, la audiencia preliminar de hoy fue un triste espectáculo y una parodia de justicia”, manifestó la familia de Tomeu Vadell, vicepresidente de refinación de Citgo, en un comunicado.

“Venezuela está privando a un hombre inocente, a un esposo y padre querido, de su libertad”, agregaron. “Seguiremos exigiendo su liberación inmediata y sin condiciones”.

Las familias de los conocidos como los “seis de Citgo”, cinco de ellos, como Vadell, ciudadanos estadounidenses con un fuerte arraigo en Texas y Louisiana, se quejan de que están retenidos en condiciones inhumanas compartiendo abarrotadas celdas en los sótanos de una cárcel de contrainteligencia militar, ha sufrido una importante pérdida de peso en una nación marcada por la escasez de alimentos.

Su calvario comenzó el fin de semana antes del Día de Acción de Gracias de 2017, cuando los seis ejecutivos recibieron una llamada de los altos mandos de PDVSA citándolos en Caracas para una reunión presupuestaria de último momento.

Una vez en territorio venezolano, agentes de seguridad armados y con el rostro cubierto irrumpieron en la sala de conferencias y los arrestaron por cargos por malversación a raíz de una propuesta nunca ejecutada para refinanciar cerca de 4.000 millones de dólares en bonos de Citgo a través de una participación del 50% en la compañía como garantía.

Nicolás Maduro, desde el Palacio de Miraflores el 22 de noviembre de 2017, los tildó de corruptos, ladrones y traidores. “Esta gente es nacida en Venezuela, son venezolanos y van a ser juzgados por corruptos, ladrones y traidores a la patria”, “Bien presos están y deberían ir a la peor cárcel que tiene Venezuela”.

El vicepresidente de Estados Unidos, Mike Pence había pedido la liberación inmediata de los seis ejecutivos, tres de ellos ciudadanos estadounidenses y uno con residencia permanente, a los que Maduro estaría “deteniendo ilegalmente”.

Vadell no ha podido ver ni hablar con su familia desde marzo, cuando, repentinamente y sin explicaciones, los guardias endurecieron las restricciones de visitas.

webmaster

Leave a Reply

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *