VIH es una de las principales causas de muerte en cárceles venezolanas según “Una Ventana para la Libertad”

Como parte de los procesos de ayuda y solución a través de diversas organizaciones que comúnmente se abocan al trabajo mancomunado en defensa de los derechos humanos, para el Dr. Carlos Nieto Palma  como Coordinador General de la Organización “Una Ventana para la Libertad” destacó la importancia sobre el trabajo que se ha realizado en relación a la situación actual de los calabozos policiales y en los distintos centros de reclusión preventiva del país, en personas con privativa de libertad.   

En este sentido, Nieto Palma precisó las carencias que tienen estos centros sobre la alimentación, la atención medica, y otros factores de riesgo dado a que se han reportado algunos fallecimientos por enfermedades como VIH, desnutición y tuberculosis.

De esta manera, los distintos calabozos policiales en la entidad presentan irregularidades, dado a que las capacidades son reducidas, en el caso del Reten Policial de la Delegación Policía de Mérida  tiene una capacidad para unos 60 reclusos y actualmente existen unos 250 reclusos hacinados en un mismo espacio, en la que las condiciones no son actas para estas personas, por lo que deberían ser espacios transitorios  no mayor a 48 horas.

Por otro lado, en Venezuela se tiene un aproximado de 65.000 personas actualmente privadas de libertad, en calabozos policiales y centros de atención preventiva destacando hechos graves de muertes en estos recintos, donde anteriormente se conocían muertes por peleas y conflictos entre reclusos, actualmente se conocen fallecimientos de los reclusos por enfermedades, denotando una estadística de probabilidad alta sobre esta situación actual a nivel penitenciario.

Apoyo y Atención para el Recluso

Según la manera y la forma como debe adecuarse los distintos procesos para la atención al recluso en estos centros a tención preventiva, se destaca la defensa de los derechos humanos hacia estas personas, que por diversas circunstancias se encuentran privadas de libertad, en la que mediante a la oficina de Atención al Recluso a través del Ministerio del Poder Popular de Interior Justicia y Paz puedan acudir los familiares de estas víctimas y formular sus respectivas denuncia, sugerencias y acciones en los diferentes Estados,  “así como también el conocimiento de las situaciones infrahumanas presentadas desde estos espacios como factor de genocidio a cuanta gota, por lo que cada día sobre esta situación muere un privado de libertad, sin que las autoridades se ocupen sobre esta situación”.

Finalmente, la Defensoría del Pueblo y el Ministerio Público deben abocarse a esta serie de situaciones presentadas, ya que es de suma importancia que se conozca la realidad que hay en estos recintos carcelarios, siendo ésta parte de sus funciones como organismos públicos de cara por  velar y garantizar sobre las condiciones de vida, integridad, seguridad y protección tanto para familiares como del privado de libertad respectivamente. Con información de: Juan José Cañas Zambrano / CNP 19.030

webmaster

Leave a Reply

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *